Semana Santa: te contamos cómo hacer una bagna cauda muy fácil, paso a paso.

El paso a paso de cómo preparar una bagna cauda para cuatro personas. También te contamos un poco sobre la historia de este plato típico del Piamonte.

La bagna cauda (en piamontés bagna càuda) es el plato típico por excelencia del Piamonte, Italia. Suele comerse en Semana Santa en algunas regiones de Argentina, como en la Pampa Gringa.

Receta para Semana Santa: cómo hacer la bagna cauda, paso a paso
Ingredientes

  • 8 dientes de ajo (a gusto, puede ser el doble o más) 
  • 8 anchoas en sal
  • 1 litro de crema de leche
  • Aceite o manteca, cantidad necesaria
  • 100 cc de leche
  • Nueces (a gusto)

Preparación

  • Paso 1. Pelar los ajos y picarlos.
  • Paso 2. Cortar las anchoas bien chiquitas o en finas tiras.
  • Paso 3. En una olla, verter un chorrito de aceite y rehogar los ajos.
  • Paso 4. Agregar la leche y las anchoas, dejarlo hervir. Pisar o procesar.
  • Paso 5. Agregar la crema y llevar a hervor.
  • Paso 6. Retirar.
  • Paso 7. Servir con verduras cocidas. Trozar las verduras, los panes en cubos y carnes del tamaño de un bocado, a gusto.

Origen del nombre bagna cauda:
Si bien el origen del nombre es incierto, “bagna”, en Piamonte se aplica a salsa o jugo, y “càuda”, significa caliente o cálida.

Este plato se origina en la zona del Bajo Piamonte, llamada Monferrato, y según la tradición se consumía después de la fatiga de la vendimia y la vinificación.

Los viñateros, campesinos, familiares y amigos se sentaban alrededor de un fogón a las brasas y sobre este se colocaba un recipiente de terracota (paila), dentro del cual estaba la salsa con una base de aceite de oliva, dientes de ajos triturados y pasta de anchoas saladas, calentándose sin llegar nunca a hervir –el “lujo” de las anchoas se explica porque la zona estaba en el antiguo “camino de la sal” que partía de Hyères (en la actual Francia), atravesaba los Alpes por el paso de Monviso y bajaba hasta el valle del Po.

Cada comensal aportaba todo tipo de vegetales (crudos y cocidos) sobre todo el cardo jorobado de Nizza Monferrato, remolachas cocidas previamente al vapor, repollos (en particular se prefiere la col lombarda) y patatas hervidas, pimientos crudos o fritos o, mejor aún, curtidos en vinagre de vino, cebollas cocidas al horno, trozos de pan y tostadas; tradicionalmente se deben evitar las verduras aromáticas como el apio.

Bagna cauda.
En otras zonas del Piamonte la receta se ha enriquecido, por ejemplo en el Saluzzese donde abundan las pasturas y las vacas lecheras. De esta manera, el aceite de nuez se sustituyó por la crema de leche-nata, aunque se han seguido añadiendo trozos de nuez; en los valles en torno a Cuneo se añaden ralladuras de queso.

Una evolución de la Bagna cauda se ha dado por el uso de un recipiente de terracota que tiene incluido un mechero o pequeño calentador, tal recipiente es llamado fojòt, allí se prepara y se mantiene caliente la salsa y mediante largos tenedores (de un modo semejante al de la fondue) se introducen, “bañan” y extraen los alimentos en la salsa, según Wikipedia.

Variantes de la bagna cauda en Argentina
En Argentina y más precisamente en zonas rurales de la Pampa Húmeda, particularmente en las provincias de Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires, Entre Ríos y La Pampa que poseen gran parte de su población originaria de Piamonte, es frecuente que en los días fríos se ingiera este plato al modo Saluzzese, es decir, con la salsa con una base de crema de leche y no tanto de aceite de oliva. Es un plato relativamente común para Semana Santa en este sector de Argentina.

La bebida ideal para acompañar a la bagna cauda es un vino tinto de bastante cuerpo.

Leé también: Dos recetas de pasta italiana como para chuparse los dedos

Noticias Relacionadas

Últimas Noticias